¡Vive las leyendas mexicanas en estos destinos!

Conoce el origen de estas leyendas mexicanas y el lugar donde nacieron


Las historias de terror no son sólo de Halloween, en México tenemos muchos cuentos y leyendas que asustan hasta al más valiente. Muchas veces estas leyendas son parte de la historia de los Pueblos Mágicos a los que pertenecen. Aquí en Reservamos.mx te contamos sólo algunas y recuerda que en nuestro sitio web puedes comprar tus boletos de autobús para visitar los lugares que les dieron vida. ¡Checa!


 

 

 


La Isla de las Muñecas, Xochimilco

En esta delegación de la Ciudad de México se encuentra un lago mejor conocido por su recorrido en trajineras. Si lo has visitado, seguro has pasado por la Isla de las Muñecas, y si aún no lo has hecho, ten por seguro que la verás porque es una de las paradas más populares en este trayecto. Cuenta la leyenda que un hombre llamado Julián Santana recolectaba muñecas abandonadas para ahuyentar a los espíritus del lago, específicamente a una pequeña que murió en ese lugar. Muchos afirman que aún después de morir, el señor Julián se aparece de vez en cuando para seguir cuidando a estas muñecas y brindar paz al lugar.

La Mulata, Córdoba

La Mulata era una mujer muy bella que vivía en Córdoba, Veracruz. Se dice que era la abogada de los casos imposibles, además de muy bella, por lo que llegó a ser muy famosa en el México colonial. Cuando las mujeres del pueblo se encelaron y el alcalde se cansó de no ser correspondido, fue acusada con la Santa Inquisición de tener un pacto con el diablo para no envejecer y por practicar brujería. Un día antes de ser quemada en la hoguera, la Mulata pidió un carbón para dibujar un navío en su celda. Al preguntarle al guardia qué era lo único que le faltaba a su dibujo, éste contestó que era perfecto y sólo le faltaba navegar, a lo que la mujer respondió "y así será". En ese momento, la Mulata saltó al barco y desapareció.


 

 

 


El Árbol del Vampiro, Guadalajara

Cuando México aún era la Nueva España, un hombre inglés llegó a Belén en Guadalajara. Este hombre era callado y solitario por lo que la población empezó a desconfiar de él, y peor aún cuando los animales y los niños comenzaron a morir desangrados. Una noche la gente se armó de valor, fueron a su casa y cuando escucharon un grito de ayuda lo atacaron, clavando una estaca en su pecho y enterrándolo bajo ladrillos. Se dice que de entre los ladrillos brotó un árbol, al que si le arrancas una rama luce como si estuviera desangrando como lo hacían sus víctimas.

La Piedra Negra, Zacatecas

Misael Galán y Gildardo Higinio eran dos amigos en busca de riquezas en la Sierra de Zacatecas. Durante su expedición encontraron una piedra negra que consideraron de gran valor, por lo que la cargaron y emprendieron el camino de regreso a su pueblo, pero nunca llegaron. La gente del pueblo al darse cuenta de esto, los fueron a buscar pero los encontraron muertos, asesinados por un arma blanca. Sin entender qué había pasado, regresaron al pueblo con sus cuerpos y la piedra negra. A ésta última la dejaron bajo el cuidado de un comerciante, pero días después el hombre asesinó a su esposa y después se suicidó. La gente se dio cuenta que la piedra negra era lo único en común entre ambos asesinatos, por lo que decidieron regresarla al lugar donde fue encontrada; sin embargo, en el camino las personas encargadas de hacerlo sufrieron el mismo destino. Al final, pidieron ayuda al sacerdote del pueblo, quien la roció de agua bendita y con ayuda de otras personas la escondió en un lugar secreto. Algunos afirman que la piedra negra puede ser vista entre la fachada de la Catedral de Zacatecas, justo cerca de una campana que en algunas ocasiones suena sin que nadie la toque.


 

 

 


La Llorona, Texcoco

La leyenda mexicana más popular, y que en numerosas ocasiones ha sido inspiración para programas de tv y películas. La Llorona fue una mujer que tuvo tres hijos con una caballero español fuera del matrimonio. Al enterarse que este hombre estaba con alguien más, la mujer en su desesperación llevó a sus hijos al río, los ahogó y después se mató. Desde entonces se escuchan los gritos de "Ay, mis hijos" de la Llorona, arrepentida por los actos que cometió.

Como éstas, ¡hay muchisímas más leyendas! Y no hay nada como conocerlas en el lugar donde iniciaron, ¿qué dices? ¿Te animas a visitar estos lugares? Busca en Reservamos.mx tus boletos de autobús al mejor precio.

Categoría: Destinos del mes